Nosotros









 
 Misión y Visión  |  Filosofía Montessori  |  Agroecología biodinámica  |  Historia  |  Equipo     
 
Nosotros
   
El Niño, guiado por un maestro interior, trabaja infatigablemente con alegría para construir al hombre. Nosotros, educadores, solo podemos ayudar… Así daremos testimonio del nacimiento del
Hombre Nuevo.
   
  María Montessori
   
Equipo En el sistema Montessori la maestra es denominada Guía: es una persona que ha recibido la preparación específica para cada nivel, con la capacidad de guiar y respetar al niño como un ser integral, es una persona sensible a las necesidades de los niños.

Su función será:
· Reconocer las necesidades de los alumnos y brindarles el camino y /o las herramientas que requieran para trabajar y aprender por sí mismos.
· Respetar el ritmo de cada individuo.
· Marcar límites claros siendo consistente.
· Mostrar el uso del material de cada área, correspondiente al proceso de cada alumno.
· Estimular los propósitos de respeto, independencia y auto control, a partir del ejemplo y evitar brindar ayudas innecesarias.
· Preparar el ambiente para que sea atractivo al niño.
· Resolver conflictos con paciencia.
· Hablar con la verdad.

Un punto importante en cuanto al papel de ser guía Montessori es que al niño hay que trasmitirle el sentimiento de que él es capaz de actuar sin depender constantemente del adulto, para que con el tiempo sean curiosos y creativos y aprendan a pensar por sí mismos. En este sentido la guía debe dar justo la cantidad de instrucción que estimulará el interés y la actividad del niño, pero no más. Una de las frases más hermosas del Sistema Montessori que padres y maestros podríamos tomar más en serio es ésta: "cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo" o como lo decía la Dra. Montessori: "Nosotros los adultos siempre deberíamos actuar ante el niño en tal forma que respondamos a su súplica tácita: "ayúdame a hacerlo por mí mismo".

Cada una de las personas vinculadas al proyecto de la escuela, están profundamente convencidas de la filosofía Montessori como una herramienta invaluable para el cambio que requiere nuestra sociedad. De igual forma la agroecología biodinámica es parte fundamental de este proceso, y se trabaja día a día para lograr la conciencia de que el camino para desarrollar y lograr este cambio, no sólo se refiere al aspecto de la preparación académica sino también, al desarrollo espiritual y emocional de los individuos y el contacto profundo con la tierra. Siendo conscientes de que el trabajo en equipo donde se reconozcan las virtudes propias y ajenas, así como las limitaciones y sugerencias para el cambio y transformación, son pieza fundamental para la óptima realización de un trabajo tan delicado como es el de guiar y acompañar a nuestros niños en sus procesos de crecimiento emocional y cognitivo.